Tuxtla Gutiérrez, Chiapas 08 nov.- Las agrupaciones Yibel Jmetik Banamil, de Chamula; Lumaltok, de Zinacantán; Sin Rostro, de Guatemala y el solista Santos Santiago, de Quintana Roo, se presentaron en la explanada frente al Teatro de la Ciudad Emilio Rabasa, en el marco del Primer Festival de Rock Indígena “Bats´i Fest”, organizado por el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (Coneculta), a través del Centro Estatal de Lenguas, Arte y Literatura Indígena (CELALI), en los municipios de Tenejapa, Zinacantán, San Cristóbal de Las Casas y Tuxtla Gutiérrez.

En representación de Jane de Guadalupe de la Cruz Palacios, directorageneral del Coneculta-Chiapas; Carlos Román García, Coordinador Operativo Técnico, expresó que desde el pasado jueves 5 de noviembre en Tenejapa, inició este “encuentro maravilloso en el que se reúnen las raíces y el presente de los pueblos indígenas, las diversas expresiones que a partir del uso del rock y de otros ritmos como reggae, el jazz se han congregado en este Bats’i Fest”.

En nombre Jaime Valls Esponda, presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, asistió Roberto Ramos Maza, director de Promoción Cultural, quien manifestó que se están abriendo espacios para que los artistas “puedan hacer llegar sus expresiones a la ciudadanía tuxtleca porque la cultura es un patrimonio de todos”.

Para iniciar este concierto se presentó Santos Santiago ofreciendo su rítmica propuesta que fusiona reggae y música maya tradicional y contemporánea para cantarle a la naturaleza, al amor y a la mujer.

Durante su participación, el intérprete que cantó en lengua maya dijo al público: “yo sé que ustedes no entienden (la letra) pero sé que lo sienten” porque son canciones de nuestros antepasados, del pueblo maya, de Chiapas.

Posteriormente, aparecieron en escena Yibel Jmetik Banamil, grupo que mezcla el conocimiento de los músicos tradicionales en lengua tsotsil con los elementos melódicos de la cultura del rock, entre otros géneros. Durante su presentación ejecutaron canciones que hicieron un llamado a la conciencia con respecto al cuidado de la naturaleza.

Del mismo modo, los integrantes declararon su entusiasmo por la realización de este festival, pues “es una maravilla” que volteen a ver a los pueblos indígenas “que tomen en cuenta a la música que estamos haciendo, esta música es para todos nosotros. Hoy sembremos en nuestros corazones la semilla de la paz y de la hermandad, hoy es buen tiempo para cambiar”.

Asimismo se unieron a este encuentro musical las agrupaciones Lumaltok quienes han sido calificados por el periódico La Jornada como “los Carlos Santana del mundo indígena de México”, que brindaron temas de alto nivel interpretativo en las que destacó la ejecución del guitarrista de esta banda tsotsil.

Para finalizar, el grupo Sin Rostro, llegó al escenario para enaltecer las raíces de su país de origen, Guatemala, ofreciendo temas que cantan a favor de la vida y en contra de la violencia y la injusticia, haciendo eco de los propósitos de este festival que demuestra que los pueblos indígenas crean permanentemente nuevas formas culturales con respeto a su origen y plena comprensión de su contexto.

Cultura